FACULTAD DEL FISCAL DE AMPLIAR ACUSACIÓN EN EL DEBATE – ADECUADA RESPETO DE LA DEFENSA EN JUICIO – ROBO DOBLEMENTE AGRAVADO POR HABER SIDO COMETIDO CON ARMAS Y CAUSADO LESIONES – MENSURACIÓN DE LA PRUEBA – ARREPENTIMIENTO – MÍNIMOS ESCALAS

Nacional \ Cámara Nacional de Casación Penal de la Capital Federal
Fecha resolución: 16 - Sep - 2020

-Corresponde descartar la afectación al derecho de defensa invocado con sustento en que el fiscal que intervino en el juicio no se encontraba habilitado para ampliar la acusación en el debate, en los términos el art. 381 CPPN. Conforme surge del acta de debate, queda claro que -luego de haber incorporado un “testigo nuevo”, su historia clínica y los informes del hospital en el que fue atendida sobre la lesión sufrida- la fiscalía planteó que ampliaría la acusación sólo cuando el Cuerpo Médico Forense se expidiera al efecto, en tanto el robo con armas que se atribuía hasta entonces a la imputada, como coautora, podría verse agravado por haber ocasionado a la víctima las lesiones previstas en el art. 90 CP. De ese modo, ejerció adecuadamente la facultad de ampliar la acusación, lo que fue reconocido por el tribunal, al disponer los traslados correspondientes y permitir a la acusada declarar sobre la ampliación. La oposición de la defensa en esa oportunidad y ahora, es la misma y recibió adecuada respuesta por parte del a quo, ya que tal circunstancia se verificó durante el curso del debate, por lo que la facultad de la fiscalía de ampliar la acusación se estaba efectuando de manera correcta, de acuerdo a lo establecido por la citada norma, y respecto de la cual, la acusada se pudo defender adecuadamente en el marco de la acusación. En efecto, la aplicación de la agravante no fue discutida con anterioridad, porque no se contaba con la información necesaria para acreditar la entidad de la lesión sufrida como consecuencia de la violencia del robo (voto del juez Bruzzone al que adhirieron los jueces Rimondi y Llerena)

 

-A los fines de la mensuración de la pena, el arrepentimiento emanado de la libre voluntad del imputado puede ser motivo para su reducción, pero siempre en la medida estricta en que ese arrepentimiento se perciba auténtico o sincero. No es el caso en el que la jueza de juicio no percibió tal franqueza por parte de la imputada, y entendió que su arrepentimiento tenía un único objetivo: mejorar su situación procesal. Resulta, pues, que avalar la postura de la defensa, acerca del arrepentimiento del acusado conlleva, necesariamente, a la reducción de la pena, sin necesidad de juzgar su sinceridad y/o espontaneidad, conduciría al absurdo de tener que sostener que toda afirmación “me arrepiento” es la llave para reducir automáticamente las penas (voto del juez Bruzzone al que adhirieron los jueces Rimondi y Llerena)

 

-No resulta legalmente posible imponer penas por debajo de los montos mínimos que fijan las escalas penales. La tarea de mensuración de la pena es privativa del tribunal, quien en tal empresa, al momento de recorrer la escala legal, sólo se halla limitado por el monto mínimo que indica la norma y por el monto máximo que pretende la acusación. Con esas dos limitaciones, el juez es soberano para definir, fundadamente, el monto exacto de pena que corresponde imponer al imputado, teniendo en consideración las pautas previstas en los arts. 40 y 41 CP. El establecimiento de las escalas penales es resorte exclusivo del Poder Legislativo de la Nación al que le corresponde declarar la criminalidad de los actos, desincriminar otros y, consecuentemente, fijar las escalas penales. Se trata de cuestiones de carácter político, o cuestiones “no justiciables”, respecto de las cuales a los jueces les está vedado participar, pues son actos discrecionales de los poderes políticos, y no del Poder Judicial (voto del juez Bruzzone al que adhirieron los jueces Rimondi y Llerena)

Cita de “Amodio” (Fallos: 330:2658) y “Solano”, Reg. 1002/2018

 

“Díaz, Analía Verónica s/ condena”, CNCCC 11697/2017/TO1/CNC1, Sala 1, Reg. 1594/2020, resuelta el 18 de julio de 2020”.-

Descargar archivo 1 : fallos49447.pdf
  COMENTAR