miscelaneas

Procuración Penitenciaria de la Nación. Guía de buenas prácticas para la atención de mujeres embarazadas y otras personas gestantes que se encuentran privadas de la libertad en la órbita del Servicio Penitenciario Federal

Sumario: 
La Procuración Penitenciaria de la Nación y la Defensoría General de la Nación elaboraron la “Guía de Buenas Prácticas para la atención de mujeres embarazadas y otras personas gestantes que se encuentran privadas de la libertad en la órbita del Servicio Penitenciario Federal”. Fue enviada al Poder Ejecutivo Nacional como una propuesta de buenas prácticas para la atención de personas gestantes privadas de libertad. Desde la PPN y la DGN se remitió a los Ministerios de Justicia y Derechos Humanos, Salud, Seguridad y Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación y a la Interventora del Servicio Penitenciario Nacional (SPF) un documento en el que se proponen un conjunto de buenas prácticas dirigidas a la atención de mujeres embarazadas y otras personas gestantes detenidas en la órbita federal, con el objetivo de mejorar su acceso a la salud y garantizar la atención digna y oportuna durante el embarazo, el parto y el posparto. El motivo que dio origen a la confección de la Guía se desprende de los resultados alcanzados en el marco de la investigación “Parí como una condenada: experiencias de violencia obstétrica de mujeres privadas de la libertad” 1 , llevada adelante, entre otros, por el Equipo de Trabajo de Género y Diversidad Sexual de la PPN, la Comisión sobre Temáticas de Género y el Programa contra la Violencia Institucional de la DGN. Entre otras cuestiones, el relevamiento dio cuenta de la ausencia de protocolos específicos dirigidos a la atención y el cuidado de mujeres y otras personas gestantes que transitan su preparto, parto y/o postparto durante la privación de libertad y malas prácticas que pueden configurar violencia obstétrica, de acuerdo a la definición dada en la ley 26.485 de protección integral hacia las mujeres.  
Desde ambos organismos se entiende que el encierro carcelario implica restricciones sustantivas para el goce de los derechos de las personas detenidas que, en el caso de las mujeres, interactúan con otros vectores de desigualdad que las posicionan en una situación de mayor vulnerabilidad. En este sentido, se resalta la imperiosa necesidad de seguir promoviendo medidas alternativas a la privación de la libertad para todas las personas gestantes que están detenidas atravesando un proceso judicial o una condena, de conformidad con lo establecido por las Reglas de las Naciones Unidas para el tratamiento de las reclusas y medidas no privativas de la libertad para las mujeres delincuentes (más conocidas como Reglas de Bangkok). Sin perjuicio de lo mencionado, también se resalta la necesidad de promover buenas prácticas penitenciarias que protejan los derechos fundamentales de las personas que permanecen aún privadas de libertad, entre los que se destacan el acceso a la salud integral y el trato digno. En este sentido, el documento presentado se dirige preponderantemente al personal del Servicio Penitenciario Federal que interviene en el acompañamiento y atención de personas privadas de libertad durante sus procesos reproductivos. Con la Guía se apunta a formular reglas de abordaje que aseguren un trato digno y respetuoso de las mujeres gestantes en este momento vital, de conformidad con los estándares de parto respetado recogidos en la ley 25.929 y proporcionen una adecuada atención de salud, considerada integralmente, de acuerdo a las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud.
Descargar archivo 1 : miscelaneas49568.pdf
  COMENTAR